Separador de grasas

Separador de grasas

Pretratamiento de aguas residuales grises

Fabricado en polietileno de alta densidad y de reducidas dimensiones, aconsejamos colocarlo siempre que sea posible, ya que realiza un pretratamiento de las aguas residuales domésticas grises consiguiendo un óptimo rendimiento del sistema de depuración posterior.

Especialmente indicada para comunidades de hasta 100 habitantes equivalentes. 
(Existen soluciones para más habitantes equivalentes, consultar a Maydisa).

El separador de grasas se caracteriza por ser compacto, resistente, ligero, fácil de manipular y estar enteramente fabricado en polietileno de alta densidad consiguiendo un producto final sin soldaduras, lo que garantiza una contención del líquido sin riesgo de filtraciones.

Pretratamiento de aguas residuales grises

El separador de grasas no genera ruidos y consigue un óptimo rendimiento del sistema de depuración posterior, el cual precisaría un mantenimiento mucho más frecuente si todas las grasas y espumas entraran en su totalidad.

En un único contenedor se separan, en un 90%, las grasas, aceites y detergentes procedentes de la cocina, lavadora, lavavajillas, ducha...  quedando en la parte superior del contenedor. También se separa la materia orgánica, que queda en la parte inferior del contenedor, donde empieza el proceso biológico de descomposición y digestión de la materia orgánica, gracias a los microorganismos (bacterias) que se forman que encuentran un medio de cultivo y se encargan de digerir y descomponer la materia orgánica.

El separador de grasas permite:

· Conseguir un óptimo rendimiento del sistema de depuración posterior.
· Evitar costes de mantenimiento.

Las aguas residuales grises tratadas con el Separador de Grasas cumplen con los valores límite de la tabla I del R.D.P.H. (Reglamento Dominio Público Hidráulico).

Composición

En un único contenedor se separan las grasas, aceites, detergentes... y la materia orgánica.

Funcionamiento

El equipo de depuración se instala enterrado bajo tierra (ver instrucciones). Al ser una solución compacta en un único recipiente, ocupa muy poco espacio y requiere muy poca obra civil. El polietileno, al ser un material muy resistente y ligero a la vez, facilita tanto la manipulación como la instalación, que no requiere el uso de grúas, con el consiguiente ahorro económico.

Se recomienda colocar un sifón en la entrada de cada contenedor.

El mantenimiento es muy simple y se realiza cómodamente a través de la tapa de inspección, situada en la parte superior. Una vez al año, o cuando sea necesario, aspirar el lodo depositado.

Importante: No vaciar totalmente el contenedor. Dejar siempre 1/3 del contenido.

Dimensiones

Garantía

  
En esta web utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información En esta web utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.